Tener una bonita sonrisa siempre es esencial para cualquier persona, por eso cuando se agrieta un diente, la preocupación es notable e inmediatamente se acude al dentista, pero cuáles son las causas de este tipo de imperfecciones en la dentadura, aquí te la compartimos:

Diente endodonciado: en estos casos el diente suele estar más frágil, debido a que cuando se lleva la endodoncia en un diente afectado queda más débil, es cierto que se evita la extracción y se devuelve la función masticatoria, acabando con el dolor, pero ya no se tiene la misma fuerza que antes, y si se mastica algo duro en la comida, podría causarse el agrietamiento.

Paciente con bruxismo: hay personas que por una situación de estrés, aprietan o rechinan sus dientes de forma involuntaria durante las horas del sueño también hay más posibilidad de sufrir un agrietamiento dental. Es de vital importancia llevar una férula de descarga nocturna que proteja los dientes.

Uso inadecuado de los dientes: si se usan los dientes para abrir envases, morderse las uñas o mordisquear bolígrafos o lápices, las piezas dentales están más susceptibles y tienden más a sufrir problemas de grietas o fisuras.

Traumatismo: si se produce un golpe en el diente también puede llegar a agrietarse o fisurarse.

¿Cómo solucionar el problema de los dientes agrietados?

Coronas dentales: se trata de una prótesis unitaria fija que se coloca sobre el diente afectado, cubriéndolo por completo y resolviendo el problema. De esta manera, se mejora el aspecto del diente y se consigue la forma y la estructura funcional deseada.

Carillas de porcelana: son unas finas láminas que se colocan en la cara externa de los dientes, disimulando pequeñas imperfecciones relativas al tamaño, forma, color y posición de los dientes.

Artículo creado con información de koresdent.es.